top of page

7 razones para viajar a Turquía

La República de Turquía es un país histórico situado entre los continentes de Asia occidental y Europa oriental.


Debido a su ubicación estratégica, entre 2 continentes y 3 mares fue un territorio de encrucijadas históricas entre las culturas orientales y occidentales. Además de haber sido casa de grandes civilizaciones como los persas, griegos, romanos y otomanos, entre otras.



Hoy en día es un gran destino turístico, gracias a sus paisajes naturales y a su histórica cultura es un país extremadamente atractivo para los viajeros de todo el mundo.


En este artículo te presentamos 7 razones indiscutibles para viajar a Turquía:


#1. Conocer Estambul


La ciudad de Estambul es un epicentro cultural y turístico a nivel mundial; de hecho el nuevo aeropuerto Internacional de Estambul es el más grande del mundo, con capacidad para 150 millones de pasajeros al año.


Estambul Turquia
Fuente: unsplash

En esta mítica ciudad puedes hacer excursiones por el casco antiguo de la ciudad, donde visitarás sus sitios más representativos e históricos como el Topkapi Palace, hogar de los sultanes otomanos del siglo XV al XIX, allí podrás ver muestras del tesoro real otomano y algunas reliquias religiosas. También puedes ir a Santa Sofía, una antigua basílica ortodoxa construida en el siglo V, posteriormente convertida en mezquita, luego en museo y, desde el 1 de agosto de 2020, nuevamente en una mezquita. Como parte de estas excursiones también puedes ir a El Hipódromo Romano, lugar que sirvió como centro de diversión para la gente de Constantinopla por más de mil años. Allí podrás contemplar Obelisco Egipcio, la Columna Serpentina, la Columna de Constantino y la Fuente Alemana, los únicos monumentos que han sobrevivido con el paso de los años.


Uno de los atractivos más grandes de Estambul es visitar el mercado más antiguo del mundo: el Gran Bazar, 45 mil metros cuadrados y más de 3600 tiendas en 4 calles componen este gran mercado.


#2. Visitar Ankara


Ankara es la capital de Turquía y una de sus ciudades más importantes. Allí converge la tradición y la industria contemporánea. Es una ciudad repleta de comercios e instituciones gubernamentales. Además, posee diferentes sitios culturales, como importantes bibliotecas y museos. El paso por esta ciudad es indispensable, no solo para conocer la capital, sino para continuar al siguiente destino, que definitivamente es una joya:


#3. Volar en globo en Capadocia


Capadocia es tal vez el territorio más mágico de Turquía, y por qué no, de europa oriental. El camino para llegar allí no es menos mágico; desde Ankara puedes tomar una excursión que te transportará por una de las maravillas naturales de Turquía: las brillantes Salinas de Tuz Gölü, el segundo lago salado más grande de Turquía. Finalmente al llegar a Capadocia te encontrarás con un territorio maravilloso, lleno de valles con paisajes espectaculares, como los Valles de Pasabag, Avcilar y Güvercinlik, los cuales albergan las famosas Chimeneas de hadas, que son unas columnas naturales constituidas a base de rocas con una forma muy particular. Además, podrás visitar un pueblo troglodita real (un pueblo de cavernas).


globos en capadocia
Fuente: unsplash

Debes concluir tu visita a Capadocia con los mágicos paseos en globos sí o sí (no olvides tener presente la temporada del año en la que viajas, puesto que el clima es una variable importante para esta experiencia. El paseo puede posponerse por condiciones meteorológicas). Hicimos un post sobre este tema en nuestro Instagram. Dale click aquí para ir a verlo.


En este viaje tendrás la vista más espectacular que hayas experimentado, te lo aseguramos.


Se tiene evidencia de que el territorio de Capadocia ha estado habitado desde el Neolítico, y varios de los grandes imperios antiguos se asentaron aquí en distintos periodos: hititas, persas, romanos, bizantinos y otomanos.

#4. Ir a Pamukkale, la maravilla natural


En tu viaje a Turquía no te puedes perder la oportunidad de visitar la antigua Hierápolis, que por sus restos arqueológicos la Unesco en el año 1998 la declaró Patrimonio de la Humanidad. Esta antigua ciudad, hoy alberga los restos de lo que fue un importante centro de descanso veraniego para los nobles del Imperio romano, que acudían a ella atraídos por las aguas termales.


Si la historia detrás de esta ciudad no es lo suficientemente atractiva, aún le queda su famoso Castillo de Algodón, un espectáculo natural de cascadas gigantes, estalactitas y piscinas naturales que se formaron a través de los siglos por el paso de las aguas termales llenas de sales calcáreas. Sin duda alguna, uno de los paisajes que querrás tener en tus postales.


castillo de algodon pamukkale
Fuente: unsplash


#5. La gastronomía turca


Llegados a este punto ya tendrías que haber probado más de un plato turco. Su cocina es rica en pescados, olivas y frutos secos, sin embargo son incontables los ingredientes que componen toda la dieta turca. Las especias también son un elemento tradicional en sus preparaciones; y tal vez su plato más tradicional sea el famoso kebab, carne asada con verduras y papas. Este plato lo puedes encontrar en todos los restaurantes turcos. Algo que suele destacar en Turquía son los dulces y postres, no te puedes ir sin probar los deliciosos baklavas, compuesto de hojaldre y pistachos con un baño en miel. O el lokum, un dulce elaborado a base de azúcar, harina, pistachos, almendras y nueces.


#6. Las Maldivas de Turquía


Durante tu estadía en Pamukkale te recomendamos tomar una excursión a las famosas Maldivas turcas. El lago Salda recibe este apodo al ser un paisaje similar al país asiático, y es que el lago Salda y las Maldivas son los únicos dos sitios del planeta donde yacen rocas blancas de magnesio, mismas que tienen características similares a la superficie de Marte. Esta excursión resulta un plan espectacular para las personas que disfrutan conocer maravillas de la naturaleza, y por supuesto para los amantes de fotos exóticas en Instagram.


Fuente: unsplash

#7. La Toscana turca


Hablando de excursiones interesantes, puedes hacer una a la región del Mar Egeo, (un brazo del mar Mediterráneo). Allí el clima es especialmente favorable para la fabricación de vinos (igual que sucede en Italia y Francia), por lo que encontrarás una gran variedad de vinos de altísima calidad, acompañados de las delicias gastronómicas de Turquía, disfrutando no solo de una cata exquisita sino de un escenario de rica historia y cultura.


Pero esta excursión no solo es para beber y comer, también debes recorrer el hermosísimo pueblo de Sirince, que es famoso por la arquitectura de sus casas que combina perfectamente la cultura turco-griega. Y eso no es todo, el pueblo está ubicado en la cima de una montaña que da unas panorámicas exquisitas de los viñedos. Lo que significa: una experiencia exquisita con unas fotos brutales para tus redes sociales.



¿Necesitas más razones para ir a Turquía?

Estamos seguros de que no. Y por eso te invitamos a viajar con nosotros. Disfruta de todo esto y más en planes increíbles de 11 y 12 días por este increíble país. Haz clic aquí y chatea con nuestros asesores.


276 visualizaciones1 comentario

1 comentario


Invitado
20 ene 2022

¡Espectacular!

Me gusta
bottom of page